Agroglifo de 230 x 75 metros realizado con tractor durante el PAN X, 13-15 Julio 2012, Morille, Salamanca.



Work in progress (medición y pruebas)




Work in progress (transferencia y dibujo)



Diagrama constructivo

Principio de Arquímedes (bocetos)


Primeros bocetos para la expo "Principio de Arquímedes" en la Galería 3+1 Arte Contemporánea (Lisboa), el 20 de Septiembre 2012.

 


PINTAR MUROS, ABRIR VENTANAS o RECREAR PRECIPICIOS


Dibujar en las cuevas al resguardo de la noche y el frío, en el momento de la posible autoconciencia, o quizás del letargo místico. “Grafitear” las paredes de Pompeya, dedicando un instante al insulto, a la exaltación amorosa o al ofrecimiento de los servicios con las tarifas de aquel tiempo. Manchar de sangre un muro donde te fusilan en mayo. Pintar una fachada en la vía pública como un acto político, amén de la decoración donde reside el arte. Hoy en día… ¿Es abrir una “ventana” en la pared un acto de autocomplacencia? ¿O es el arte de recrear precipicios?.

...

WALL PAINTINGS, CREATING WINDOWS and RECREATING CLIFFS

Drawing in caves while taking shelter from the night and cold, at a time  of possible self-consciousness or maybe mystic lethargy. "Graffiti" on Pompeii's walls, taking a moment to insult someone, to honour love or to offer services with the prostitutes' fees of the day. Staining a wall with blood where they are executing you in May. Painting a façade on public street as a political action and the same for decoration with art at its heart. Today... Is creating a "window" on the wall an act of self-indulgence? Or is it the art of recreating cliffs?



Por JUANJO MORENO

"Icaro, Lucifer, los gigantes de Blythe… el hombre de esta portada… La historia y la mitología están llenas de casos de hombres alados. Unas alas implican libertad de movimiento y esa libertad, para muchos, es lo más parecido a la felicidad. Así se hizo la portada de Yorokobu Julio/Agosto.

El artista Santiago Morilla es uno de los que relaciona felicidad y libertad, y eso explica por qué ha dado esa forma a la portada de este mes. “Lo que hacemos con nuestra libertad y cómo la gestionamos responsablemente es lo que modela nuestra felicidad”, dice Morilla.

De ahí el nombre de Yorokobu que el hombre de la portada lleva a la espalda, a modo de mochila, paracaídas, alas o como quiera llamarse con tal de que posibilite el vuelo. El resto de las plumas, lo superfluo, se desprenden y se las lleva el viento. “Poder tener la objetividad de volar sobre nosotros mismos nos puede hacer eternos escapistas”, señala, “pero también nos hace dueños de nuestro ‘dibujo del viaje’”.

...


Y como la pieza habla de felicidad y de libertad, el autor ha querido compartirla con el mundo. “Quería que la obra fuese única y original, y que no se limitase a una producción digital seriada”. Y para ello, se echó a la calle en compañía del fotógrafo Brian Walker, para buscar el emplazamiento ideal para instalar su hombre alado o su hombre Yorokobu.

Y lo encontró en un barrio obrero de Madrid, frente a una parada de autobús que toma la gente todos los días para ir a trabajar. “Y así conseguí que la pieza viviera en la portada, en la calle, en el tiempo de su degradación o desaparición, en internet…”, concluye Santiago Morilla."






Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal